jueves, 3 de octubre de 2013

Serpientes ciegas y autillos. Una sorprendente alianza.

La inmensa mayoría de la gente cree que las relaciones entre aves rapaces y serpientes simplemente se limita al hecho de que las aves devoran a los reptiles de forma regular tan pronto como la ocasión se les presenta, no obstante, si alguien os dijera que un tipo de rapaz utiliza a las serpientes ciegas como insecticida en sus nidos ¿le creeríais?.

Sorprendentemente esto es cierto ya que una especie de búho, concretamente el autillo oriental en Norteamérica, utiliza regularmente a las serpientes ciegas Rena dulcis de esta manera tan peculiar cuando está nidificando.

La razón de este uso tan curioso por parte de esta ave no es otro que los malos modales en la mesa de sus polluelos dentro de los nidos, estas rapaces nidifican en troncos huecos y los restos de las comidas que traen los padres para sus pequeños terminan en el suelo del nido y esto significa un buen porcentaje de restos de pequeños animales como son ratones, insectos u otros pequeños animales pudriéndose y generando una buena cantidad de gusanos dentro del nido. Ante esto resta decir que evidentemente estos autillos son plenamente conscientes de que cuando llueve las culebras minadoras ven sus túneles subterráneos inundados con lo cual se ven forzadas a salir a la superficie para poder respirar y es en este momento cuando los autillos las capturan y las transportan volando a sus nidos donde las liberan para que los pequeños reptiles se coman a los gusanos y otros invertebrados tan higiénicamente poco deseables dentro de su nidos.

En algunos nidos se han llegado a encontrar desde 1 hasta 15 pequeñas serpientes ciegas las cuales contribuyen no solo a mantener la higiene del nido sino consecuentemente la buena salud de los pollos de los autillos y esta asociación funciona tan bien que en aquellos nidos que poseen estos pequeños reptiles entre sus polluelos estos tienen un 25 % más posibilidades de sobrevivir, están más sanos y vigorosos debido a la falta de enfermedades y además crecen un 50 % más rápido que los pollos en cuyos nidos no existen las citadas serpientes.

Por otra parte, las serpientes ciegas allí presentes lucían en algunas ocasiones las marcas de los picos de los autillos en sus cuerpos, no obstante, todas gozaban de buena salud y desde luego estaban bien alimentadas, curiosamente estas pequeñas culebras son de hábitos subterráneos y ciegas pero son perfectamente capaces de trepar y escaparse del nido en cuanto los pollos crecen y lo abandonan y consecuentemente su comida escasea.

Si creeis que esta historia no es lo suficientemente curiosa e interesante aquí tenéis otro dato sorprendente acerca del beneficio que nos suponen estos pequeños reptiles, por otra parte totalmente inofensivos, como beneficiosos insecticidas naturales ya que una sola culebra ciega en Australia Austrotyphlops nigriscens llegó a ingerir en una sola sentada más de 1.431 larvas o pupas de hormiga, y si tenemos en cuenta que existen unas 400 especies de estas serpientes cuya ecología resulta casi desconocida para la ciencia la cuestión es:¿de cuantos insectos nos están librando estos animales?


No hay comentarios:

Publicar un comentario