miércoles, 26 de diciembre de 2012

La cobra real que mató a una vaca ( ¿y al elefante? )


Desde siempre se ha afirmado ( y además se ha repetido hasta la saciedad ) que una cobra real es capaz de matar a un elefante con una sola mordedura, esta afirmación que tanto ha ensalzado la peligrosidad de una serpiente tímida y huidiza como es la serpiente venenosa más grande del mundo resulta como poco difícil de creer si tenemos en cuenta que un ejemplar de cobra real de 3. 83 metros ( un tamaño que supera la talla media de la especie ) posee unos colmillos dotados con una longitud de 1.1 mm de largo los cuales son ciertamente insuficientes para lograr inocular su veneno en un elefante dotado de una piel muchísimo más gruesa que todo esto, claro que siempre queda la más que remota posibilidad de que el elápido mordiera al paquidermo en la punta de la trompa, es decir, allí donde su piel resulta mucho más fina, no obstante y a mi juicio, ya me parece demasiada casualidad que una serpiente muerda a un elefante y todavía más que lo haga con tanta puntería como para acertar en este punto de su anatomía y que, además, haya un una persona en las cercanías que sea testigo de semejante rareza o que, por otra parte, viendo el cadáver del elefante se determine con total certeza que el pobre paquidermo ha muerto de mordedura de cobra.

Por otra parte resulta más fácil, a la vez que mucho menos emocionante, creer que en la época colonial inglesa en la India (de donde parece venir esta afirmación de la cobra real y el elefante muerto) un número dado de elefantes muy bien pudieron morir de manera no tan inexplicable – y posiblemente lo sigan haciendo hoy en día en toda Asia – como consecuencia del agotamiento físico y de los malos tratos sufridos en las tareas agrícolas a las que son sometidos diariamente.

Por otra parte resulta innegable que determinados animales salvajes, ya sean antílopes o grandes felinos, de manera rara u ocasional quedan lisiados o mueren como consecuencia de tener un encontronazo con serpientes venenosas como cobras, mambas, serpientes de cascabel, etc ya sea por que se topan inadvertidamente con ellas de manera accidental provocando un ataque al asustar o pisar a la serpiente o como consecuencia de un intento directo de depredación sobre los mencionados reptiles.

Tambien se ha dicho que muchos grandes mamíferos sobreviven a estas mordeduras como consecuencia de que su gran tamaño les ayuda a sobrevivir al envenenamiento ( esto y el hecho de que muy a menudo se producen mordeduras que acarrean poco o ningún veneno inoculado ) sin embargo esto no siempre es así tal y como demuestra el hecho documentado de que una vaca haya muerto como consecuencia de varias mordeduras por parte de una cobra real en el estado de Kerala en la India, en este caso el desafortunado mamífero había sido ordeñado a las 15 horas, momento en el cual gozaba de buena salud y posteriormente fue encontrado muerto a las 18 horas con marcas de mordeduras en todas sus extremidades inferiores, cuando se le efectuó la autopsia al dia siguiente la vaca mostraba, aparte de las marcas de mordeduras en su carne, congestión y edema en los pulmones así como una dilatación en las cámaras derechas del corazón.

El hecho de que se culpara a una cobra real de este accidente sin ni siquiera haber visto al ofidio se basó tanto en los rápidos efectos neurotóxicos y cardiotóxicos de su veneno como en su capacidad para producir mordeduras múltiples las cuales, en este caso, inocularon veneno suficiente como para acabar con la vida de un animal de gran tamaño en muy poco tiempo.

Ante la pregunta ¿ por que la cobra mordió a la vaca ? resta decir, al menos en mi opinión, que seguramente el pobre animal quizá pisoteó inadvertidamente al reptil o simplemente sintió la típica curiosidad y falta de instinto de supervivencia del que hacen gala los animales domesticados por el hombre y se acercó demasiado a la serpiente provocando su ataque ya que otra posible causa como es la alimentación por parte de la serpiente debe ser descartada ya que las cobras reales no consumen mamíferos como alimento y desde luego aunque lo hicieran nunca podrían ingerir algo tan grande como una vaca.

Sea como fuere este es un hecho que prueba, una vez más, que los accidentes ocurren aunque sea raramente dando pié a hechos tan insólitos como este y que si bien no demuestran que una cobra real puede matar a un elefante sí que demuestran que, mediante múltiples mordeduras, es capaz de matar a una pobre vaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario