jueves, 12 de enero de 2012

Perros y serpientes venenosas.

            Para una parte de las personas asiduas a visitar parajes naturales uno de sus posibles temores, si es que van acompañados de su perro, sea la posibilidad de que su mascota resulte mordida por una serpiente venenosa. Sin embargo creo, aunque por supuesto me puedo equivocar, que muy posiblemente muchas personas cuyos perros han resultado mordidos durante una excursión posiblemente ni siquiera pensaron o se plantearon antes de realizar dicha visita al campo que un paseo iba a terminar de manera tan traumatizante y acompañada de una apresurada visita a un veterinario y todo esto mientras se padece un temor considerable por el destino inmediato de su mascota.

        Resulta muy fácil culpar a la “ malvada “ serpiente por dichos accidentes, pero tambien debemos entender estos episodios bajo el punto de vista del reptil ya que la siempre inoportuna visita de un animal grande y peludo que muy posiblemente dedicará un buen rato a olisquearla de manera totalmente descarada desde luego no supone precisamente un plato de buen gusto para el reptil y aunque muy posiblemente muchos de estos trances pasan a la historia sin que no pase nada y con la serpiente no mordiendo al perro otros muchos acaban de una manera diferente, esto es, con la serpiente defendiéndose de lo que considera ( y no es de extrañar ) como una seria amenaza para su vida.

La hinchazón en el rostro de este perro debido
a la mordedura de una serpiente de cascabel
resulta notable, así como el riesgo para
su vida.
Foto: origen desconocido.

        Debemos tener en cuenta que los perros debido a su vida en compañía de los seres humanos han perdido el instinto y la experiencia que les dicta que a ese animal que bufa ruidosamente es mejor dejarle en paz si no se quiere sufrir una mordedura, sino mortal, si sumamente dolorosa. Una vez más la prevención es vuestra mejor jugada a la hora de evitar un accidente, no obstante aquí aparecerán unos consejos que pueden ayudaros tanto a evitar un accidente como a conseguir que vuestra mascota, en caso de ser mordida, llegue a la consulta de un veterinario en el mejor estado posible:

  • Mantened a vuestra mascota a vuestro lado, siempre atado y bajo control resulta esencial ya que siempre será mejor esto que tener que temer por su vida.

  • Si decidís que, a pesar de lo dicho, vuestro perro se merece un rato de esparcimiento tratad de evitar en lo posible que olisquee en agujeros en el suelo o debajo de piedras y si se muestra demasiado interesado por algo que se oculta debajo de una piedra, tronco caído o un arbusto intentad alejarle de allí rápidamente ya que no solo se podría tratar de una serpiente ya que otros animales como los escorpiones tambien se ocultan de la luz del día en estos sitios.

  • En caso de que vuestro perro haya sido mordido debéis evitar que corra o realice ejercicios extenuantes de modo que debéis cargar con el hasta un medio de transporte para luego y con el animal lo más inmóvil posible buscar un veterinario o bien conseguir el teléfono y contactar con el colegio de veterinarios para que os informen, si es que lo saben, acerca de la dirección de alguno veterinario en particular que tenga experiencia a la hora de tratar mordeduras de serpiente en perros.

  • No perdáis el tiempo buscando sueros antiofídicos ya que al menos aquí en España rara vez están disponibles o se usan incluso con personas de modo que mucho menos con perros los cuales verán sus síntomas tratados de manera sistemática al igual que ocurre con las personas                                                                   
  • Al igual que ocurre con los casos de mordeduras en humanos la prontitud a la hora de recibir un posible tratamiento es esencial de modo que un rápido viaje al veterinario es lo mejor.                                                                                                          
       En los USA donde se barajan cifras, no se si ciertas o no, de unos 15. 000 perros mordidos anualmente existen entrenadores especializados en enseñar a los perros a evitar a las serpientes e incluso vacunas contra las mordedura de una de las serpientes de cascabel con la que resulta más fácil encontrarse, la Crotalus atrox, dicha vacuna posee una ínfima dosis de veneno de esta especie que hace que los perros generen anticuerpos contra dicho veneno y que en caso de que un posible accidente ocurra la reacción ante el envenenamiento sea menor debido a la acción de este medicamento.

Un perro pesa menos que una persona de modo que una
la dosis que quizá no mate a una persona puede acabar
con la vida de un perro de tamaño medio. Ante
estos accidentes la prevención es la
mejor arma.
Foto: Origen desconocido.

Lamentablemente este tipo de vacunas no existen en España, al menos que yo sepa, de modo que si vuestro perro resulta mordido por una víbora en la península ibérica estáis ante una urgencia que debe ser manejada por un profesional y cuanto antes mejor ya que debido a su curiosidad muchos perros resultan mordidos en el hocico cuando olfatean a las serpientes y el posible edema que se desarrolle puede muy bien colapsar las vías respiratorias impidiéndole respirar, por supuesto los perros no pueden deciros lo que les ocurre de modo que si vuestro perro cojea o se lamenta por una extremidad dolorida que rápidamente comienza a hincharse creo que debéis, ante la duda y las posibles consecuencias, acudir a un veterinario.

Espero que estos breves consejos sirvan para algo y que la posibilidad de que vuestros perros no lleguen a ser mordidos aumente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada