domingo, 9 de octubre de 2011

Las peligrosas víboras del Gabón.

       Una de las serpientes venenosas más buscadas, deseadas y posiblemente más comunmente mantenidas en un terrario como mascota es la víbora del Gabón Bitis gabonica y B. rhinoceros ya que su gran tamaño, bella coloración y plácido carácter las convierten en un candidato “ ideal ” para mantener en un terrario de grandes dimensiones debido a que estas corpulentas serpientes llegan a sobrepasar el 1.50 de largo.
          
       Resulta imposible saber cuantas de estas enormes víboras de origen africano hay viviendo en hogares de todo el mundo pero indudablemente la cantidad, si se supiera, sería ciertamente sorprendente a la par que preocupante, ya que amparándose en frases como “ es muy tranquila “ o “ si la molestas un poco se limita a bufar y poco más “ mucha gente tiene a un verdadero asesino viviendo en casa y el problema real radica no en el animal sino en las libertades que algunas personas se llegan a tomar con ellas, esto es, tal y como vemos en la siguiente foto.

Hacer esto o te mata o te envía al
hospital ya que tarde o temprano
la suerte se
acaba.
Foto: Origen desconocido.


       Los que hemos tenido la suerte de cuidar de un ejemplar de esta especie no dudamos ni un solo instante en confirmar su placidez y belleza indudables pero tambien su enorme capacidad para matar y hacerlo de manera contundente, el ataque de una de estas serpientes es algo que no se olvida fácilmente y mucho menos el momento en el que la serpiente bosteza y unos enormes colmillos ( los mayores de entre todas las serpientes venenosas ) se yerguen en su boca de manera más que notable y lo peor no es esto sino que en este animal se combinan un gran tamaño y fuerza física, copiosas cantidades de veneno, una rapidez y fuerza extrema a la hora de morder y además, como ya he dicho, están dotadas con unos colmillos enormes que inoculan el veneno a gran profundidad en los tejidos, todo esto convierte a estas serpientes en un animal muy peligroso, pero sin embargo y a pesar de su indudable capacidad para matar es un animal de carácter extremadamente tranquilo que provoca en sus habitats africanos pocos o muy pocos accidentes, sin embargo si esto llega a ocurrir ser mordido por una víbora del Gabón es una de las peores noticias posibles ya que su veneno resulta extremadamente tóxico para el ser humano y como ya he dicho antes es inoculado en grandes proporciones más que suficientes para matar a 2 ó 3 personas.

Un precioso ejemplar de 45 días de edad de Bitis
rhinoceros, en su adultez llegará a sobrepasar los
 1.5 metros y los 5 kilos de peso.
Foto: Javier Carrasco.

        Una cosa es invariablemente cierta y es que posiblemente el animal que más fácilmente llegue a morderte es aquel o aquellos que resultan más tranquilos y dóciles ya que lamentablemente es con los que todos bajamos la guardia y nos mostramos más confiados y esto es lo que puede llegar a ocurrir y ocurre con estas enormes víboras ya que nada avisa de su velocísimo ataque si están decididas a morder o cuando cazan excepto, quizás, un rápido movimiento de sus pupilas verticales, debemos entender que la inmovilidad permanente en estos reptiles es el arma que les permite acechar sin ser vistas por sus presas y su velocidad extrema al morder lo que las permite alcanzarlas por sorpresa, todo esto hace que un posible brazo o mano introducido en el terrario sea imposible de sacar a tiempo para evitar dicho ataque en el que el reptil lanza su enorme cabeza a 2.47 metros / segundo, estas enormes velocidades hacen que esquivar el ataque sea ciertamente imposible y las posibles consecuencias en caso de producirse un envenenamiento en el ser humano son desastrosas con síntomas locales como dolor extremo, edemas masivos, ampollas hemorrágicas y lo más importante y preocupante hemorragias internas masivas e hipotensión así como otro síntomas incluso peores.

Mano mordida por un ejemplar de esta especie, a pesar
del poco tiempo transcurrido desde la mordedura
( menos de una hora ) el paciente ya experimenta un
notable edema y una incipiente necrosis en los tejidos.
Foto: Editada en “ Severe envenoming by a Gaboon viper “
Swiss Med Wkly 2001: 131. 54 – 55.

       Las posibilidades de sobrevivir a una mordedura por parte de esta especie son ciertamente escasas si no se dispone de una cantidad de suero antiofídico adecuada, baste comentar que el paciente que aparece en la fotografía anterior habiendo pasado apenas una hora después de ser mordido por un ejemplar de esta especie ya estaba muy seriamente afectado y con problemas de coagulación sanguínea aparte de los síntomas locales en la zona de la mordedura, posteriormente y a pesar de que recibió 5 ampollas de suero antiofídico la hinchazón y la necrosis de su mano continuó por lo que se le tuvo que efectuar una fasciotomía y posteriormente un injerto de piel en la zona. Saber lo que motivó a esa víbora a morder a su dueño es un enigma pero resulta muy posible que en algún momento el animal se asustara, resultara dañado o simplemente confundió la mano de su cuidador con comida por lo que reaccionó mordiéndole, unas largas pinzas con las que ofrecer el alimento ya muerto son siempre una herramienta indispensable con esta y otras especies.

       Indudablemente estas serpientes resultan peligrosas por si mismas a pesar de su carácter plácido, no obstante, forzar la situación hasta el punto de llegar a manejarlas con las manos desnudas resulta una completa estupidez y un peligro cierto con gravísimas consecuencias para el imprudente y la comunidad herpetológica de la zona o país, lamentablemente en Internet y no solo allí existen pruebas más que suficientes de que los imprudentes siempre están ahí.

Dotada con colores pastel y dibujos geométricos esta
víbora resulta una serpiente particularmente bella pero
 de mordedura enormemente peligrosa.
Foto: Javier Carrasco.



6 comentarios:

  1. Mi pareja en Gabón donde está trabajando, a sido mordido por una de ellas en la pierna. Por suerte el viernes ya le dan el alta.
    Ha sido un autentico milagro que siga.con vida!!

    ResponderEliminar
  2. Hola.

    Celebro inmensamente que tu pareja se esté recuperando de la mordedura. Con la crisis actual de sueros antiofidicos en África y la escasez de hospitales y personal que sepa tratar una mordedura puede considerarse como muy afortunado.

    Si deseas obtener más información sobre esta especie hay otro post destinado a esta especie en particular.

    Un saludo.

    Javier Carrasco

    ResponderEliminar
  3. Ayer en una zona de sabana en Guinea-Conakry me topé con una de 1m aprox: nos dejó hacerle fotos (desde el coche claro) y al cabo de un par de minutos se fué tranquilamente. El problema es que estaba justo en una carretera por la que caminan muchos locales (muchos niños) para ir a los campos de arroz...
    Y al llegar al pueblo donde resido, me encuentro unos niños de unos 6 años matando a palos a una mamba verde pequeñita...

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No estoy muy de acuerdo con que cause pocas victimas. En Malawi, donde he vivido, tenia fama de ser la que muertes causaba, debido a su aficion a tomar el sol placidamente en los caminos y a su camuflaje perfecto. Quizas no ataquen, pero es frecuente no verlas y pisarlas. Lo digo porque siempre te previenen de las mambas, pero no de estas.

    ResponderEliminar
  5. Hola Guillermo

    Gracias por tu comentario. Muy posiblemente se refieran y se trate de las viboras bufadoras famosas por apostarse en los caminos y ser pisadas accidentalmente.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Las serpientes son unos de los animales mas temidos por el hombre, debido a su alta peligrosidad.

    ResponderEliminar