martes, 5 de noviembre de 2013

Mordedura de Boiga dendrophila.

Aquel que recomendó sabiamente mucha precaución con la mordedura de los ofidios venenosos más menospreciados de todos, esto es, los colúbridos opistoglifos (dotados con colmillos situados en la parte trasera de la boca) no sabe cuanta razón tenía cuando lo hizo.

Para aquellos que menosprecian a estos animales como envenenadores potenciales y se toman libertades con ellos argumentando aquello de “ tranquilo, que no pasa nada” aquí tenéis una foto que muestra lo que es capaz de hacer una Boiga dendrophila con su veneno y colmillos traseros. El animal causante de la mordedura fue un ejemplar de 1. 20 metros el cual estaba siendo atendido por deshidratación y un absceso en un ojo y aprovechó un descuido del manipulador para propinarle un buen mordisco en el pulgar manteniendo su mordedura firmemente durante unos 10 segundos lo cual, a juzgar por la foto, fue más que suficiente para inocularle su veneno ( para que luego digan de los opistoglifos...).

A todos los síntomas que se han citado en el texto
hay que sumarle la obvia y nada desdeñable
necrosis en el pulgar.
Foto: Origen desconocido.

Los síntomas pasadas dos horas después de la mordedura fueron dolor y edema en la zona afectada, 4 horas después los ganglios linfáticos en la axila y el cuello de la persona mordida se inflamaron existiendo además, nauseas y un dolor severo, al día siguiente un lado de la cara de la persona sufría parestesias, más nauseas así como somnolencia y perdidas de equilibrio.

Esos síntomas duraron durante todo el día siguiente y la hinchazón persistió alrededor de 3 días después de la mordedura.

Espero que esta foto unida a las de la mordedura de otra mascota incluso más común que la Boiga dendrophila, la Heterodon nasicus, que usé no hace mucho para llamar la atención acerca de los peligros potenciales de estas serpientes “inofensivas” os hagan ser más precavidos con ellas.


Mucha precaución con ellas...

2 comentarios:

  1. Hola que tal es sorprendente los daños causados por la mordedura de esta serpiente

    ResponderEliminar
  2. Cuidadito con los colmillos traseros... otro ejemplo de peligro: la boomslang

    ResponderEliminar